©Elenita Tavelli

  • Elenita Tavelli

Una casa con alma

La periodista y estilista Anita Gil buscó crear un hogar entre zen y sofisticado que alentara el arte del disfrute cotidiano en cada rincón.

La casa de la periodista y estilista Anita Gil es una invitación al disfrute de lo cotidiano, una oda a esos pequeños momentos del día que obligan a frenar y conectarse con uno mismo. A veces, la simpleza de una taza de café caliente en compañía de un buen libro y música inspiradora ya bastan. Desde su cuenta de Instagram, @_anitagil_ registra cada uno de esos rituales para compartir con su comunidad de seguidores la poesía del slow living o estilo de vida pausado.


“Soy híper sensible y necesito estar en armonía con todos mis sentidos”, comenta la dueña de casa, que hace 5 años empezaba a proyectar su hogar y el de su familia de 6 bajo esta misma premisa. Con el aporte de su hermano, el Arq. Ezequiel Gil (Estudio Pacifica Arquitectura), buscaron inspiración tanto en la filosofía oriental como la París de Haussmann para lograr un equilibrio entre lo monástico y lo sofisticado. Convencida de que la casa es el reflejo de la interioridad de sus habitantes, Anita no sigue modas ni tendencias, sino sus propios recuerdos y aspiraciones. La suya, sin lugar a dudas, es una casa con alma.



–––––––––

Nota publicada en Revista Living #134

Junio 2019


-

Producción: Carolina Otero

Fotos: Daniel Karp

Texto: Elena Tavelli