• Elenita Tavelli

La vista como lujo mayor

Utilizando la menor cantidad posible de recursos, una cocina pequeña en el emblemático edificio La Unión se convirtió en un hogar sereno cuya máxima ostentación es un balcón que mira al casco histórico de Buenos Aires.

Después de recorrer varias vecesla zona y de hablar con todos los porteros del barrio de San Nicolás, la dueña de este departamento finalmente encontró la propiedad que tanto había estado buscando: un dos ambientes en un edificio antiguo con vista a una maravillosa concentración de cúpulas. Ahí estaba, en la esquina de Diagonal Norte y Esmeralda, el sueño de cualquier turista o fanático de la ciudad: un departamento con la arquitectura icónica porteña entrando a través de las ventanas.


Sin embargo, aunque el último piso con balcón del edificio La Unión era muy lindo, lo cierto es que estaba destruido. En esos pocos metros cuadrados funcionaba una oficina de muros ennegrecidos, muebles oscuros empotrados a la pared y pisos sin lustrar. Para ponerlo a la altura de su contenedor y contexto, había que reformarlo sí o sí y el gran desafío fue hacerlo utilizando “lo mínimo e indispensable para hacer de ese espacio un hogar habitable”, como resume su dueña.



–––––––––––––––––

Nota publicada en Revista Living

Julio 2019

.

Producción: Ana Markanian

Fotos: Daniel Karp

Texto: Elena Tavelli


©Elenita Tavelli