©Elenita Tavelli

  • Elenita Tavelli

Entre castiza y mestiza

Un departamento ecléctico, decorado por una joven pareja de argentinos que decidió instalarse en Madrid para empezar a construir su propio relato.


Fernando Vega Olmos y Dolores García Pinto tienen 34 y 29 años. Son millennials, curiosos e inquietos, y como muchos otros nómadas globales, un día decidieron hacer del viaje su propio estilo de vida. Nando, como mejor lo conocen, es socio fundador de la agencia de ideas MONO y Dolo es productora de moda y joyera profesional. Ambos son argentinos y se conocieron hace nueve años en Buenos Aires, pero después de varias estadías prolongadas en Madrid, decidieron, al menos por ahora, hacer de la capital de España su nuevo hogar.


El barrio que eligieron fue Malasaña, el centro de la escena underground después de la muerte de Franco, que hoy sigue siendo el lugar de la gente joven, la música y los bares, pero, además, el de las abuelas y la gente de toda la vida. Esa multiplicidad de voces fue la que inspiró a esta pareja de porteños a decorar su nueva casa de manera ecléctica. Con los pocos objetos que viajaron con ellos desde Argentina y los que fueron encontrando en mercados de pulgas y tiendas de diseño alrededor del globo, Nando y Dolo construyeron un relato propio que, entre lo castizo y lo mestizo, logró con mucho éxito elevar el cocoliche al plano del buen gusto.




________________________

Nota publicada en Revista Living #132

Abril, 2019


-

Producción y Fotos: Magalí Saberian

Texto: Elena Tavell