• Elenita Tavelli

Calvin Klein confiesa el primer beso


El final de la inocencia y el principio de nuevas ilusiones, el vértigo de la inexperiencia.

Una travesura de niños capaz de generar una huella de por vida en nuestra memoria.

¿Quién no recuerda el primer beso?


La nueva campaña de ropa interior de Calvin Klein retrata la marca indeleble que supo

dejar esa experiencia en siete actrices de distintas generaciones. Lauren Hutton, Kirsten

Dunst, Rashida Jones, Nathalie Love, Maya Hawke, Laura Harrier, y Chase Sui se

confiesan bajo la mirada de la joven directora de cine, Sofía Coppola. Una romántica de

la nueva era que nunca teme hilar fino en ese detalle sutil que esconde la torpeza de las

emociones.


Inspirada en las campañas en blanco y negro que Richard Avendon realizó para la casa

norteamericana en los noventa, las modelos de Coppola también hacen honor al estilo

fresh face que catapultó a la fama a súper modelos de la talla de Kate Moss e

inmortalizó el estilo relajado y el “look real” como íconos del estilo Calvin Klein.

En apenas un minuto de duración, las retratadas confiesan ante las cámaras los detalles

de ese primer beso y su sabor aparentemente dulce. Radisha Jones, a quien seguro

recordareis por su rol en The Office, cuenta que se llevó una gran desilusión cuando su

primer beso en vez de ser tierno y romántico como esperaba, llegó atolondrado y con

lengua incluida. Lauren Hutton, como todas, actriz, pero también primera modelo en

firmar un contrato exclusivo con una marca de cosméticos, evoca los ojos azules

eléctricos de ese chico que la invitó a dar unas vueltas por el barrio en su nuevo coche.

Para Chase Sui, sobrina teen de la diseñadora Ana Sui, la experiencia de no saber qué

hacer por los nervios de enfrentarse por primera vez al amor platónico, todavía sigue

fresca y la rememora aún con timidez. Maya Hawke, hija de Uma Thurman y Ethan

Hawke, cuenta la historia de una niña nacida y criada en sets de filmación que, flechada

por un actor británico, convence a su padre de recorrer en coche durante kilómetros y

kilómetros la campiña inglesa para saludarle y regalarle su número de teléfono, al que él

nunca la llamará. Kirsten Dunst, la musa de Coppola en películas como “Las vírgenes

suicidas” o “María Antonieta”, no rememora un beso, pero sí una escena muy especial.

Cuando le aclaró a un niño de su edad que, contra todos sus pronósticos, ella no estaba

enamorada de él, sino de su mejor amigo.


A su modo, cada una de ellas revela el fracaso o la deformación de ese momento ideal

tan ansiado, devenido en una experiencia fugaz, atolondrada e incómoda contada desde

la intimidad de una cama deshecha, llevando únicamente braga y sostén.


El triunfo de las campañas anti-angels de ropa interior es un hecho. Las mujeres,

incluso las celebrities, reclamamos prendas más confortables y sencillas porque ya no se

trata de que nos hagan sentir poderosas u objetos sexuales, sino de que nos inspiren la

seguridad necesaria para alumbrar nuestro mundo más personal.



Acerca de Campaña primavera 2017 para ropa interior femenina Calvin Klein

Mayo 2017

Proyecto para redacción web Revista L'Officiel (España)


©Elenita Tavelli